Lipo Escultura

Procedimiento que no sólo trata de remover la grasa depositada en áreas específicas del cuerpo.

Si no que su fin último, es de dar un mejor contorno corporal mediante la utilización de la grasa extraída, la misma que puede ser utilizada como injerto graso para aumentar zonas que carecen de volumen especialmente la región glútea, muslos y pantorrillas. La técnica de liposucción es usada en zonas tan diversas del cuerpo como el cuello, brazos, espalda, mamas, nalgas caderas, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos.

La paciente ideal es aquella que presenta un peso relativamente normal o un sobrepeso moderado, que está psicológicamente estable y que tiene expectativas reales acerca del resultado de la cirugía y el firme propósito de hacer una dieta, bajar de peso y realizar ejercicios.

La firmeza y buena elasticidad de la piel son importantes en los resultados, especialmente en el abdomen y cara interna de los muslos.

  La grasa es removida, empleando un tubo metálico fino, que se introduce a través de la piel por incisiones mínimas de dos a tres milímetros. Estas son las “cánula de lipoaspiración”. Se hace una infiltración  con suero salino, al que se agregan las drogas anestésicas y vasopresoras para disminuir la hemorragia y evitar el dolor postoperatorio.  A continuación se efectúa el remodelado y la succión del tejido adiposo. La infiltración de la grasa con suero, facilita su extracción. La aspiración se hace conectando las cánulas a un motor especial o a jeringas apropiadas para producir un potente vacío. Imagen relacionada

 

 

 

Pacientes que cumplieron sus anhelos


La liposucción no debe considerarse como una cura de la obesidad, sino como una cirugía estética que podrá quitar la grasa acumulada que se encuentra en lugares indeseados. 

La cirugía estética debe realizarse en personas que gozan de un buen estado de salud. El propósito primordial es eliminar grasa corporal con el fin de eliminar lipodistrofias o celulitis, moldear el cuerpo del paciente y en menor medida reducir el peso pues estrictamente no es un tratamiento para el control de la obesidad y el tejido adiposo no se extrae de todo el cuerpo, sino tan sólo de algunas zonas, siendo las más comunes el abdomen, los muslos, las nalgas,los brazos y el cuello.6

La liposucción permite la posibilidad de recolocar parte de la grasa superflua extraída como injerto. Es decir que la grasa extraída se vuelve a infiltrar en otras zonas corporales para darles mejor volumen y forma con fines estéticos, con lo cual se habla de lipoescultura.

 

  

_______________________________________________________________________________________________________________________

 _______________________________________________________________________________________________________________________

_______________________________________________________________________________________________________________________

 

_______________________________________________________________________________________________________________________

 

_______________________________________________________________________________________________________________________

 

_______________________________________________________________________________________________________________________

 

_______________________________________________________________________________________________________________________

 

_______________________________________________________________________________________________________________________

 

Cuidados especiales Post-Operatorios


SELECCIONE

Si desea en Formato       PDF presione aquí.

Si desea en formato DIGITAL presione aquí.