Lipo Escultura

Procedimiento que no sólo trata de remover la grasa depositada en áreas específicas del cuerpo.

Si no que su fin último, es de dar un mejor contorno corporal mediante la utilización de la grasa extraída, la misma que puede ser utilizada como injerto graso para aumentar zonas que carecen de volumen especialmente la región glútea, muslos y pantorrillas. La técnica de liposucción es usada en zonas tan diversas del cuerpo como el cuello, brazos, espalda, mamas, nalgas caderas, muslos, rodillas, pantorrillas y tobillos.

La paciente ideal es aquella que presenta un peso relativamente normal o un sobrepeso moderado, que está psicológicamente estable y que tiene expectativas reales acerca del resultado de la cirugía y el firme propósito de hacer una dieta, bajar de peso y realizar ejercicios.

La firmeza y buena elasticidad de la piel son importantes en los resultados, especialmente en el abdomen y cara interna de los muslos.

  La grasa es removida, empleando un tubo metálico fino, que se introduce a través de la piel por incisiones mínimas de dos a tres milímetros. Estas son las “cánula de lipoaspiración”. Se hace una infiltración  con suero salino, al que se agregan las drogas anestésicas y vasopresoras para disminuir la hemorragia y evitar el dolor postoperatorio.  A continuación se efectúa el remodelado y la succión del tejido adiposo. La infiltración de la grasa con suero, facilita su extracción. La aspiración se hace conectando las cánulas a un motor especial o a jeringas apropiadas para producir un potente vacío. Imagen relacionada